Negociador (3.0)

15.03 Negociador.01

Borja Cobeaga quiere ser mayor.

El que espera ver una súper comedia, de continuos gags y carcajadas interminables, mejor que vaya a ver otra película. Parte de la decepción que algunos espectadores pueden tener al salir de la sala tiene que ver con la publicidad del film: “Del director de ‘Pagafantas’ y coguionista de ‘Ocho apellidos vascos’”. Ambas referencias han sido de las mejores comedías españolas de los últimos años, pero esta vez Borja Cobeaga –una de las mentes más creativas del País Vasco- quiere hacernos sonreír pero de una forma más esporádica y nerviosa.

Cobeaga sigue desmontando tópicos y buscándole la gracia a cualquier situación, como fue la frustrada negociación con ETA durante el primer gobierno de Zapatero. Su interpretación libre de los vaivenes del representante del gobierno con los líderes etarras tiene cuotas de tragedia, mucha sensación de soledad y largos silencios en dónde la brillante caracterización de Ramón Barea –hombre de teatro y uno de los mejores actores de su generación- nos transmite con autenticidad las tribulaciones y la impotencia de su quijotesco personaje.

Al protagonismo de Barea se suman secundarios con acierto como Carlos Areces –¡actuando por fin!- y varios cameos como el del carismático Raúl Arévalo –la sola presencia de su inmutable rostro provoca una de las pocas risas del auditorio- y el graciocete Secun de la Rosa apoyando la escena con la mayor carcajada de todo el film. Es un guión serio, de ritmo pausado, con pizcas de surrealismo dentro de una extravagante realidad.

De minimalista ambientación, Cobeaga experimenta con la cámara para mostrarnos planos peculiares y hace una edición que por ratos peca de insulsa y sin mayor efectismo. Asumo que el bajo coste de producción provoca anacronismos evidentes –se supone que los hechos se desarrollan alrededor del 2005- como un cartel de la gira de Raphael del año pasado, pegatinas de TripAdvisor en la puerta del restaurante y coches de última generación estacionados en el parking del hotel.

“Negociador” puede ser un punto de quiebre en el cine de Cobeaga. Él decidirá si sigue siendo considerado como un realizador taquillero o si se convierte en un representante del a veces malentendido cine de autor. O quizás como muchos otros, aprovechará de los éxitos mediáticos para embarcarse en proyectos más personales.

Tráiler de la película, aquí

15.03 Negociador.02

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s