Te llevo para que me lleves – Gustavo Cerati (a propósito del segundo cumpleaños de Paule)

Te llevo para que me lleves.01

“…Te conozco de otra vida…
hoy saldrás por la ventana…”
Gustavo Cerati

El primer álbum solista de Gustavo Cerati se publicó en 1993, durante una pausa que se dio Soda Stereo entre sus discos Dynamo y Sueño Stereo. A decir de su propio autor, “Amor Amarillo” surgió de manera impulsiva, sin habérselo propuesto si quiera dos meses antes, pero con una gran componente emocional: Cerati estaba a punto de ser padre y el embarazo de Benito, su primer hijo, le disparo una serie de sentimientos que se materializaron en once canciones compuestas y grabadas prácticamente de un tirón.

“Te llevo para que me lleves” fue el sencillo elegido como single promocional de la nueva aventura musical. Era quizás el mejor ejemplo acorde con la temática general, con una melodía pop guitarrera mucho más accesible que el resto del disco –enmarañado entre distorsiones, samplers y sintetizadores-. La canción vino acompañado de un videoclip en el que además de Gustavo aparecía su esposa de entonces, Cecilia Amenábar, con más de ocho meses de gestación. Un rodaje muy divertido sin un guión preconcebido y con varias escenas un tanto soñadoras.

Como buen fanático de Soda y de Gustavo, me hice pronto del disco y convertí a “Te llevo para que me lleves” en uno de mis temas favoritos, gracias también a su alegre videoclip. Tanto me impactó el video que recuerdo alguna vez haberle dicho a alguien: “cuando me case y mi esposa esté embarazada, voy a hacer mi propia versión del video”. En ese entonces no tenía ni idea de cómo, ni cuándo, ni con quién me iba a casar, pero el desafío ya estaba establecido.

Finalmente me casé con Izas en el 2011 y al año siguiente ya estábamos a la espera del nacimiento de Paule. Era momento de cumplir con una de las singulares metas que me había planteado en mi vida. Era de esas cosas que te lo implantas en la mente y no cesas hasta hacerlo realidad. A pesar de sus primeras –y razonables- dudas, Izas aceptó y formó parte de la producción inicial.

Revisamos el video una y otra vez, fuimos a comprar ropa parecida a la de Cerati y Cecilia, compré por Internet una gorra de aviador que daba el juego –aunque con mayor semejanza  a la de un cosaco de la Segunda Guerra Mundial- y convocamos a algunos amigos para que nos ayudaran con la grabación. Pero entre unas cosas y otras -la más importante: Paule se adelantó tres semanas a la fecha prevista de parto- nunca pudimos filmar ninguna escena y se me quedó clavada la espina por no haber podido hacer realidad mi deseo.

Sin embargo, como soy terco y cabezota –para bien y para mal- me plantee que en el segundo cumpleaños de mi hija iba a completar mi anhelo pendiente de cualquier manera. Izas ya no estaba embarazada y Paule es bastante independiente -camina y hasta hace sus primeras conversaciones con mucha soltura- por lo que tuve que ajustar el guión inicial y hacer algunas adecuaciones para que el video clip siga siendo una especie de homenaje a Cerati (¿?) y un reflejo de lo que quise grabar y no pude.

Aproveché que mi hermano me vino a visitar este año y lo rapté una larga mañana para que me echara una mano con las tomas interiores y las escenas exteriores. Me apuré a editarlas usando un antiguo programa de video –al que le descubrí unas capacidades que desconocía- y hoy, 26 de noviembre del 2014, el día en el que Paule hace sus dos añitos, puedo anunciar el estreno del tan esperado (por mí) videoclip.

Señores y señoras, les comparto una de mis locuras originada por mi deliciosa paternidad. Paule, este es mi regalo digital por tu cumpleaños. Espero que te guste y qué cuando crezcas no te avergüences del padre que tienes. Y si así fuere, créeme que te entenderé. Pero sé también que comprenderás todas las cosas que tu aita puede hacer con tal de hacerte sonreír siempre. Zorionak Pauletxu!

Anuncios

3 Respuestas a “Te llevo para que me lleves – Gustavo Cerati (a propósito del segundo cumpleaños de Paule)

  1. Que maestro!! Me hiciste reir y emocionar en partes iguales!! Generalmente estas cosas de la maternidad/paternidad nos sacan el lado cursi que todos tenemos, pero vos lograste un equilibrio perfecto. Divinas tus chicas.

    • Muchas gracias Natalia, la paternidad te puede volver más loco aún y sacarte este tipo de cosas… menos mal que quedó en el límite de lo cursi como dices… un besote y gracias por leer siempre…

  2. Pingback: Gustavo Cerati Top Ten | Confesiones de un Escritor Impulsivo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s