And the Oscar goes to… (versión 2016)

80th Academy Awards NYC Meet the Oscars Opening

Por segundo año consecutivo, voy a plasmar en una entrada mis pronósticos para los Óscar del 2016 que se entregan este domingo. Yo no sé cómo hacen algunos para ver todas las películas nominadas antes de la ceremonia. Lo cierto es que, o se dedican por completo al mundo del cine, o tienen más tiempo –y mucho más dinero- que quien escribe. Por ello, sólo haré mis vaticinios sobre aquellas películas que he visto –las que he comentado en este blog durante el año- y que son candidatas a dos o más categorías.

El renacido: La favorita de este año, cuenta con el mayor número de nominaciones –doce- y estoy seguro que se llevará unos cuantos. Dentro de una temporada bastante mediocre, esta historia de supervivencia a lo bestia, se llevará el Óscar a Mejor Película por ser la más épica y ambiciosa de todas las candidatas.

También permitirá llevarse la estatuilla –al fin- a Leonardo DiCaprio por Mejor Actor, aunque somos varios los que creemos que ha tenido actuaciones mejores. Quien tiene una interpretación soberbia es Tom Hardy, mi apuesta para Mejor Actor Secundario, aunque lo tendrá difícil frente al favorito Sylvester Stallone en lo que sería un nostálgico reconocimiento a su persistencia (¿ahora resulta que es buen actor?).

Emmanuel “El Chivo” Lubezki se robará de lejos la Mejor Fotografía (el tercero consecutivo y en tres películas con escenarios totalmente distintos entre sí, ¡qué capo!) y lo que sí espero es que no le den el de mejor director a González Iñárritu. Creo que la academia no se animará a dárselo por segundo año consecutivo porque ello haría que el ego de “El Negro” se vuelva todavía más insoportable. Pero fuera de toda subjetividad, creo que ese premio debería tener otro ganador.

Mad Max: Furia en la carretera: La gran sorpresa de la temporada con diez nominaciones. Un film de acción post-apocalíptico, fresco y visualmente impactante, creado y realizado por la prodigiosa mente de un joven de setenta años. Es por ello que creo que George Miller debería llevarse el premio a Mejor Dirección por haber logrado que todo su equipo convirtiera en realidad sus visiones surrealistas.

Y es por ello que también creo que esta película se llevará varios de los premios técnicos como el de Mejor Diseño de Producción (es el único de los nominados que plantea un escenario más alejado de la realidad) y el de Mejor Maquillaje por la cantidad de personajes demenciales que han podido caracterizar con maestría.

Spotlight: Será una de las grandes perdedoras de la noche. Aunque ha sido una de las mejores de este año, no podrá hacerse con ninguno de los seis premios a los que aspira. Mark Ruffalo se irá con las manos vacías como mejor actor secundario (a pesar de su buena actuación) y Rachel McAdams aún se debe estar preguntando cómo llegó a ser nominada como mejor actriz secundaria. Tanto en la categoría de guión original (¿original? ¿no se basa en la investigación real del Boston Globe?) y en la de mejor montaje, sus competidores están por encima del thriller periodístico.

La gran apuesta: Tendrá mejor suerte que Spotlight, llevándose el premio al Mejor Guión Adaptado (a falta de “Steve Jobs” de Aaron Sorkin, ganador del Globo de Oro) y, al estar muy asociado con el libreto, es bastante probable que también se lleve el de Mejor Montaje, una edición que integra con arte las historias cruzadas y las escenas más descabelladas.

Star Wars: El despertar de la Fuerza: Como sucedió casi con todas sus predecesoras, la última entrega de la saga Star Wars está nominada a varios premios técnicos (cinco). La que tiene más opción de conseguir es la de Mejores Efectos Visuales, un reconocimiento a la vuelta a sus orígenes, al hecho de hacer prevalecer las maquetas en lugar de los gráficos digitales que con tanto exceso se utilizaron en la fallida primera trilogía.

Los odiosos ocho: La octava película de Quentin Tarantino ha sido relegada sólo a tres nominaciones: la de mejor actriz de reparto para la nada sobresaliente actuación de Jennifer Jason Leigh (mucho mejor es su participación en la cinta de animación Animalisa), la de Robert Richardson como mejor fotografía (bastante buena en las escenas exteriores pero intrascendente en las interiores –además de que ese Óscar lo tiene ganado Lubezki sin ninguna duda-) y la de Mejor Banda Sonora, un premio que puede recaer sin mayor discusión al veterano Ennio Morricone. A sus 88 años, sería el primer Óscar que consigue en seis nominaciones (gano uno honorífico en el 2007) y sería de ese tipo de homenajes en vida que le gusta dar a la Academia.

Del revés: La película de Pixar (que vi en un vuelo transoceánico y que por ello no tuvo reseña en este blog) está nominada en dos categorías con serias posibilidades de ganarla. La primera es la de Mejor Guión Original, lo que le daría su primer premio mayor a Pixar por esa mágica representación de los sentimientos humanos y del funcionamiento de los recuerdos. Y por extensión, se llevaría una segunda estatuilla por Mejor Largometraje de Animación, a pesar de la dura competencia de Anomalisa, la nueva locura existencial de Charlie Kaufman que se recordará finalmente como otra película de culto.

Steve Jobs: Además del guión de Sorkin, el otro pilar de este singular biopic fueron las actuaciones. Michael Fassbander lo tiene muy complicado de ganar frente al “ya era hora” de DiCaprio –a pesar de su fabulosa e hipnótica interpretación- pero quien sí se puede llevar la estatuilla por segunda vez es Kate Winslet como Mejor Actriz Secundaria, a pesar de las buenas actuaciones que dicen de Alicia Vikander por “La Chica Danesa” y Rooney Mara por “Carol”. El personaje de Winslet aporta el equilibrio entre la razón y el corazón, sin ningún atisbo de sentimentalismo, que permite que una parte importante de la trama se desarrolle con eficacia. Cuenta a su favor, además, que ya ganó el Globo de Oro por este mismo papel.

Del resto de películas con una única nominación, me gustaría que ganara Jeniffer Lawrence como mejor actriz por Joy , aunque no creo que así sea –no he visto al resto de las nominadas, pero hay pesos pesados como Charlotte Rampling y la nueva “Meryl Streep”, Cate Blanchett con mayores posibilidades de ganar- y Amy, el rockumental sobre Amy Winehouse, candidata a mejor largometraje documental y que parte como favorita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s