Star Wars: El despertar de la Fuerza (“Star Wars. Episode VII: The Force Awakens”) (4.0)

15.12 Star Wars VII.01

El revalorizado despertar de una saga.

En una sola película J.J. Abrams reconstruye el halo a la fantasía galáctica por excelencia que el propio George Lucas, creador de la serie, echó casi a perder en la fallida primera (estrenada como la segunda) trilogía. Y lo hace valiéndose de lo conocido, de aquello que llevó a “La guerra de las galaxias” a convertirse en el paradigma de toda una generación. Es así que crea algo (no tan) nuevo a partir de un constante homenaje al episodio cuatro –que por ratos da la sensación de estar viendo un remake-, con un pulso sostenido que mantiene la tensión durante sus más de dos horas de duración.

El éxito de esta séptima entrega -que en general ha dejado satisfecho a la mayoría de los críticos y a la enorme legión de seguidores- se basa en tres aspectos: la primera, el guión coescrito por J.J. Abrams, Michael Arndt (responsable del libreto de “Toy Story 3” y “Little Miss Sunshine”) y, en especial, Lawrence Kasdan, el mítico guionista de “El imperio contraataca” y “Cazadores del arca perdida”. Sigue el esquema clásico de “La guerra de las galaxias”, con varias escenas de acción desde los primeros minutos, intercalados con secuencias menos agitadas dedicadas al desarrollo de los personajes y a explicar –sin la perorata aburrida de “La amenaza fantasma”- lo que sucedió 30 años después de “El regreso del Jedi”.

La segunda baza es la recuperación de los actores principales de la primera trilogía en los papeles que los llevaron a la fama. Gracias al guión esto sucede de forma natural, sin sentirlo forzado, con un mayor protagonismo de Harrison Ford, tal como lo fue en los episodios V y VI. Su Han Solo se ve cansado, acorde con sus años, pero da el contrapunto suficiente a los nuevos héroes de la saga: Rey –una excelente Daisy Ridley– que habrá que ver su crecimiento en las próximas entregas y Finn, el soldado desertor que interpreta John Boyega, actor –sin mucho carisma- que ha sido de los más cuestionados por los críticos.

El último de los grandes aciertos de Abrams ha sido volver a utilizar atrezo y maquillaje en lugar del exagerado e insípido uso que hizo Lucas de la tecnología digital en su segunda trilogía. Los escenarios, y principalmente los seres de los diversos planetas, se muestran más reales y cercanos, y los efectos especiales están al servicio de la historia y no al revés.

De visualización obligada para los nostálgicos, frikis y fanáticos, “El despertar de la fuerza” emociona por sus referencias al pasado glorioso de la primera trilogía –me saltaron las lágrimas con la aparición de R2D2 y en el enmarcable final- y entretiene a una nueva generación que disfruta con parte de la magia que encandiló a sus mayores hace más de tres décadas.

Tráiler de la película, aquí

<

15.12 Star Wars VII.02

Anuncios

3 Respuestas a “Star Wars: El despertar de la Fuerza (“Star Wars. Episode VII: The Force Awakens”) (4.0)

  1. Gracias por tu comentario, Kikin, pues, tienes razón, la película pretende revivir el estilo de la primera película, curiosamente, mi hermano que es fanaticazo de Star Wars me dijo que no le gustó mucho la película porque le encontró muy parecida a la primera… quizás, esperaba algo “nuevo”. 🙂

    Ayer vi al actor que interpretó a Kilo Ren en el programa “Saturday Night Live”, se hacía mofa a su personaje, emulando el reality “Undercover boss” (Jefe encubierto). 🙂

    Saludos,

    Renzo

  2. Pingback: And the Oscar goes to… (versión 2016) | Confesiones de un Escritor Impulsivo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s