Sorpresa en el centro comercial

-¡Qué oooonda güey! ¡Ya no saludas a tus amigos!- le dijo Roberto al tipo que miraba un escaparate.

-¿Roberto? ¡Hombre, qué haces aquí!– respondió Ernesto, demorándose en abrazar a su compañero.

-¡Vine a verte, cabrón! A poco creías que me iba a perder este jaleo.

-Bueno…

-Quería darte la sorpresa, güey. Ahorita acabo de llegar de viaje y me fui derechito pa’ tu casa.

-¿Ah, sí? ¿Y quién te atendió?

-¡Tu jefa, pues! Tu mamita está igualita. Me dijo que andarías por aquí, por el centro comercial. Ah, y que a la vuelta nos tiene hecha esa torta tan rica que me invitó la vez pasada.

-Ah, ¿te quedas a comer en casa?

-¡Y a dormir, mi cuate! Tu jefa ya puso mis cosas en la habitación de huéspedes. Le dije que me iba a buscar un hotel cerca, pero ella insistió en que me quedase. ¡Ella siempre tan linda!

-Vaya, ¿y hasta cuándo te quedas?

-Tranquilo carnal, que no te voy a malograr tu noche de bodas. Mañana después de la ceremonia seguro que termino el fin de semana con alguna amiga solterita tuya… ¡o casada!– dijo Roberto, lanzando una fuerte carcajada.

-Ya, pero sabes que la ceremonia es privada y que…

-Ya verás qué chingona vamos a pasar tu última noche de soltero- interrumpió Roberto.

-Te digo que la ceremonia es muy íntima y que…

-Le dejé un mensaje a Jorge para vernos, para repetir el pedo en ese puticlub que estaba por…

-¡Roberto, que no estas invitado a la boda!

-¿Qué? ¡No manches güey!

-Que no; Lorena se enteró de lo que pasó esa vez en “Excesos” y me prohibió invitaros a Jorge y a ti.

-¡Chinga su madre! ¿Pero cómo se enteró? A huevo que fuiste tú y se lo contaste, mamón.

-Eso ya no importa; por eso no te dije nada y no sé cómo te has enterado para…

-Eso ya tampoco importa, güey. Pensé que éramos amigos, pinche Ernesto.

-Si quieres te puedes quedar en casa estos días y…

-No te preocupes por mí, pendejo– volvió a interrumpir Roberto-. Voy a tu casa a recoger mis cosas. Tú quédate aquí con lo tuyo.

-Pero Roberto, entiéndeme…

-Que tengas una boda muy chida y que sean muy felices. Ahí te ves.

Inmóvil, Ernesto se quedó ido durante largo rato en el centro comercial. Roberto fue a recoger su maleta y se despidió de “la jefa” sin contarle nada de lo sucedido. Tomó un taxi hacia el aeropuerto y logró cambiar su billete para retornar en el próximo vuelo.

Anuncios

6 Respuestas a “Sorpresa en el centro comercial

  1. Nomás de criticón que es uno, pinche Kike cuando vayas a escribir un cuento con personajes mexicanos, pídenos que le demos una revisión de estilo aunque sea. La jefecita del puto ese que se va casar y no invitó a su cuate, no puede haber ofrecido al amigo, hacerle “la torta que tanto le gusta” para cuando regresaran, o le va a preparar una torta (no “la torta”), o más bien le ofrecio prepararle “unas tortas”, nunca hubiera ofrecido preparar una sola torta, a menos que por torta, entiendas un pastel, en cuyo caso tu mexicano estaría todavía peor de lo que creí. Por lo demás, eres cada vez más chingón como escritor. Te mando un abrazo. froguez

  2. Mi querido Froguez, muchas gracias desde ya sólo por el hecho de dejar su huella por este humilde blog… sí, tienes razón, debí haber pedido un corrector de estilo chilango… aunque de esa forma, hubiera perdido en algo la sorpresa para ustedes… para la próxima te tengo en cuenta =)

  3. Hay un dicho que dice: “Las cosas de los amigos quedan entre los amigos”

    A menos que el pinche guey haya sido un amigo mas!

  4. …o a menos que Roberto sea un bocazas y no le quedó otra que contar la verdad cuando se vió acorralado por su novia un año antes… aún así, creo que Roberto está más desilusionado de sí mismo que lo que siente el pinche güey…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s