Retrato de una mujer con pareo

Sus pies pequeños estaban arqueados y sus dedos se veían apretujados, uno sobre otro, como queriéndose convertir en la punta de una lanza. Tenía piernas cortas, las pantorrillas redondeadas y los muslos dibujados por unas varices que intentaba esconder bajo un pareo florido.

De contextura delgada, asomaba tripa, mas no sin armonía, a través del traje de baño. Tenía poco pecho, lo que le ayudaba a disimular la flacidez de los mismos aunque su cuello largo y arrugado denotaba su avanzada edad.

Sus brazos eran delgados y se veían fuertes, tanto que no dejaban colgando ninguna piel. Las uñas las tenía recortadas y bien pintadas, pero las venas y los huesos marcaban sus manos ásperas y maltratadas.

El poco cabello que le quedaba lo tenía recogido y sólo llevaba como maquillaje los labios de color cereza. Unos grandes pendientes y unas gafas de sol completaban el atuendo que Rebeca había elegido esa mañana de julio para irse a descansar a las orillas del Mediterráneo.

Eran sus primeras vacaciones en treinta años. Luego de la temprana muerte de su marido, se había dedicado por completo al cuidado y al sostenimiento de sus dos hijos: por la mañana, preparaba menús para vender a los empleados de las oficinas vecinas; por la tarde, limpiaba las casas de las zonas pudientes de su localidad; durante la noche, ayudaba a sus hijos con sus deberes, les servía la cena y los llevaba a dormir. Antes de acostarse preparaba todo lo necesario para volver al día siguiente, luego de seis horas de sueño, a su habitual jornada laboral.

Rebeca no frecuentaba amistades y su familia pocas veces aparecía por casa, porque sabía que no la encontrarían allí. Su vida social no existía y durante esos años no se le conoció hombre alguno. Pero treinta años después, con todas las obligaciones cumplidas y sesenta y cinco abriles a sus espaldas, sabía que el destino le estaba dando una nueva oportunidad y que esta se iniciaría en un frecuentado hotel de playa de la famosa Costa del Sol.

Bakio, febrero del 2012
retrato de una mujer con pareo
Anuncios

2 Respuestas a “Retrato de una mujer con pareo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s