Soda Stereo Top Ten

En mi último viaje a Buenos Aires compré el Diario Oficial de la gira de reencuentro del 2007 de Soda Stereo, un verdadero “lujito” que sabrán valorar los verdaderos fanáticos, como yo, de la mejor banda de rock en español de todos los tiempos.

En sus paginas se cuentan los pormenores de cómo se armó y se llevó a cabo “el proyecto” así como fotos excepcionales de esos tres meses que estuvieron recorriendo América. Su lectura este fin de semana, casi a los dos años del concierto inaugural de la gira, el cual tuve la suerte de presenciar en directo, me motivó a hacer algo que tenía pendiente desde hacía un tiempo y que ahora espero completar. A continuación les presento mi ranking personal de los mejores 10 temas de Soda Stereo:

 

10. Trátame Suavemente: En general, las canciones “lentas”, “románticas” o “empalagosas” no son de mi agrado, y menos aún lo fueron durante mi pubertad y adolescencia. Sin embargo, esta canción me gustó desde el primer momento, tanto que se convirtió en un leitmotiv durante varios pasajes de mi vida. Dedicada más de una vez y cantada muchísimas veces más, es, a opinión de muchos, la (¿única?) canción de Soda que mejor interpreto.

9. Prófugos: La coda final, con Cerati gimiendo de fondo “siempre seremos”, siempre me eriza la piel y me forma un nudo en la garganta. En el primer concierto de la gira de reencuentro, sin haber bebido alcohol ni haber fumado siquiera un cigarrillo, fue mi momento de mayor éxtasis: mirando a las estrellas y con lágrimas en los ojos, sentía que estaba flotando sobre la gente mientras agradecía a los Soda el darme la oportunidad de poder vivir ese momento que tantas veces antes había sonado.

8. Sobredosis de TV : Mi mayor recuerdo de la esta canción, de riffs y tambores emblemáticos del sonido la banda en sus inicios, es mi primer concierto de Soda en Lima, cuando tenia solo trece años y al que fui acompañado de mi madre. Gritar al lado de ella la verdadera frase de Cerati al final de la canción, “no puedo seguir masturbándome”, autocensurada en la versión oficial de vinilo, fue por entonces como una verdadera declaración de intenciones.

7. Ella uso mi cabeza como un revolver : Genial orquestación tipo “réquiem”, con viola, violines y violonchelo, para una letra de puro y enorme resentimiento. En el tercer concierto de Soda en Lima, para la presentación del “Sueño Stereo” en 1995, fui acompañado por mi primera “ex”, con quién habíamos tenido una tormentosa relación. Las ganas con las que canté y la cara de ella, entre asombro y vergüenza, al final de la canción fue algo muy reconfortante.

6. Coral : Menos mal que dio tiempo para editar esta canción que sobró de las sesiones del “Sueño Stereo”. La armónica conjunción de los instrumentos al inicio y al final de la canción, dan espacio en su interior para una relajante sesión de diferentes elementos de percusión, bajo y guitarra acústica. Tengo pendiente la filmación artesanal de su video: arena blanca, mar celeste, aire caliente, gaviotas, palmeras y una chica en bikini que camina meditando sobre su vida y que termina corriendo y metiéndose al mar. Para mi próximo viaje al Caribe.

5. Cae el Sol : Otra genialidad de la pareja Cerati-Melero (el cuarto Soda Stereo para muchos) cuyo verso central que finaliza con el “Buenos Aires, Buenos Aires, ¡humedad!” la he repetido infinidad de veces (aunque prefiero el “Buenos Aires, Argentina, ¡humedad!” de “El último concierto”). El sonido de las aves al inicio y el riff de teclado te dibujan claramente un cielo con nubes estratos de colores naranjas y un sol que va cayendo y está a punto de ocultarse en el mar. Una belleza.

4. Si no fuera por… : Un amigo me dijo alguna vez que le dejo de gustar Soda cuando la guitarra de Cerati empezó a tener una mayor preponderancia. Para darle algo de razón, en este corte de su segundo disco “Nada Personal”, el bajo de Zeta es lo que da vida y estructura a esta canción de contenido condicional. En el primer concierto de Soda en Lima, Cerati la presento diciendo “Si no fuera por… puntos, puntos suspensivos… que cada uno ponga lo que quiera”. Simple pero muy efectiva.

3. Sin Sobresaltos : En relación al comentario anterior, aquí es la batería de Charly Alberti la que marca la pauta y el “espíritu” del tema. La fanfarria que la acompaña también apoya en ese mismo sentido. Buen inicio para lo que fue el primer quiebre en la evolución del sonido de la banda. “Signos” es, a la distancia, uno de sus mejores discos, sino el mejor, aunque en el momento de su aparición, a mis catorce años, me pareció algo aburrido respecto a los dos primeros LPs. La frescura del ska y el pop bailable daba paso a un rock mucho más íntimo y elaborado.

2. Primavera Cero : Escuchar esta canción me llena de pura adrenalina. Letra algo críptica de la cual me quedo con las imágenes del “fluorescente azul” (típico de un amanecer entre amigos, luego de una noche larga de fiesta) y la propia “primavera cero” (asociada a pasar los meses de septiembre y octubre en Buenos Aires). La distorsión inicial y el in crescendo del solo de guitarra materializan lo que era el rock para la banda y en especial para Cerati quien luego utilizó el mismo sonido en su “Ahí Vamos”.

1. En Camino : Hermosa desde su introducción hasta su final, con un piano permanente que suena a nostalgia, una rasgado acelerado de guitarra acústica y un solo de Zeta al bajo que permite a la canción darle un cambio de ritmo. Como dijo Cerati en el primer concierto del reencuentro, que fue además la única vez que la tocaron durante la gira, “esta es una de las canciones que más nos gusta pero que la tocamos muy poco”. Un himno perenne para todos aquellos que se arriesgan a alcanzar algo, sin importarle los obstáculos y pensando únicamente en el logro de la meta. Perseverantemente sublime.

Algunos estarán de acuerdo con la selección y otros no, y lo entiendo, porque yo mismo podría cambiar de opinión al volver a escuchar otros temas. La verdad es que en esta propia relación no existe del todo un orden de preferencia musicalmente hablando. Además de su valor musical, cada una de ellas guarda un recuerdo particular que he querido dejar reflejado en este ranking. El haber crecido con una banda, y evolucionado conjuntamente con ella durante más de veinte años, hace que finalmente todo esté tan fuertemente amalgamado.

He compartido en Spotify la lista “Soda Stereo Top Kikin” con las canciones mencionadas en este post.

Anuncios

3 Respuestas a “Soda Stereo Top Ten

  1. Hola Kike. Oye, me alegró mucho coincidir con alguien que se nota que, de música, sabe. Para mí también “En camino” es la mejor canción de Soda Stereo.

    Te cuento una, mi hermanita menor, algo anglófila, decía que no le gustaba Soda porque cantan en castellano (sic), pero hace algunos años, una noche en que estaba estudiando para un examen de la jodiversidad, cuando sonó “En camino”, entró a mi cuarto como una tromba con la clásica pregunta “¡qué mostro! ¿quiénes son?”.

    La chibola acabó diciendo, “Soda es respeto”.

    Y así es, Soda es respeto.

    Saludos

    Gustavo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s